Tu nuevo estado

Dr. Richard Hays

Notas del mensaje



En Efesios 4:23 y 24 dice: “…y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad…” Aquí dice que debemos de renovarnos en el espíritu de nuestra mente porque, para Dios, estas verdades que estás aprendiendo nos son verdades, ¡Son depósitos! Las 5 doctrinas que hemos explicado definen tu nuevo Estado:


  • Tu primer estado es: Eres Santo.

  • Tu segundo estado es: Tienes la Naturaleza de Dios.

  • Tu tercer estado es: Eres perfecto delante de la ley.

  • Tu cuarto estado es: Estás sentado a la diestra de Dios.

  • Tu quinto estado es: El poder de Dios está en ti.


Estos cinco estados han sido depositados a tu favor; si alguien deposita $5; 000,000.00 de dólares en tu cuenta bancaria pero no te avisa, el dinero a tu favor es una realidad, el problema es que tú desconoces el depósito, tú ya eres millonario aunque no lo sepas o no lo entiendas.


Lo que pretendo hacer con estas lecciones es ayudarte a cambiar tu “Pensar en obtener” para creer “Yo soy” “Jesús lo hizo todo para mí” No se trata de lograr o producir, sino de creer que ya me fue otorgado, ya lo hicieron por mí.


Todos los recursos de Dios ya son tuyos; tu nuevo estado ya fue establecido por Dios, ¡DIOS YA LO HIZO! ¡Ya te lo entregó y no te lo va a retirar! Si este depósito funciona o no en ti, Dios no tendrá nada que ver, ¡Pues Él ya te lo dio! Que funcione o no funcione depende de ti.


Por eso es importante que renueves el espíritu de tu mente, porque tal vez tú has vivido como alguien que “No era y no tenía” pero ahora, con base en todo lo que estas aprendiendo, debes vivir como alguien que: “Es y que puede”.


Jesucristo vino para deshacer las obras del enemigo y la forma como Él las deshace es metiéndose en nuestro ser para permitirnos SER alguien diferente, alguien que tiene las consecuencias legales de la justicia de Cristo. Jesús decía: 1“Al que cree todo le es posible”, Las doctrinas no se tratan de “Hacer para ver cuánto produces” si no de: “Saber cuánto tienes para usar” Proverbios 23:7 dice “…Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él…” Tu propio espíritu toma el contenido de lo que está en el eje de tu ser para producirlo; si estás lleno de inferioridades, excusas o egoísmos esto es lo que producirás. Si eres egoísta serás más egoísta. Pero si tomas estas cinco doctrinas y las crees aferradamente, esto será lo que tu espíritu produzca. Hebreos 11:1 dice: “…Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve…” Algunos temas atrás mencioné que la fe es como un puente; si tú crees que el puente te sostendrá, caminarás sobre él, pero si dudas que pueda soportarte, no te cruzarás. Si estás batallando para creerque el puente te va aguantar, mira las vigas y dite a ti mismo: ¡Sí me sostendrá! Si estás batallando para creer estas doctrinas, mira la lección de las profecías cumplidas y las nulas probabilidades matemáticas que existían de que se cumplieran, mira lo que dicen las Escrituras y ¡Convéncete!


Yo hoy te invito a comenzar a vivir por fe; ¡Te aseguro que ese puente de las cinco doctrinas te sostendrá para siempre! ¿Recuerdas la ilustración del manzano? Si tú siembras un manzano hoy ¿Tendrás manzanas en seis meses? La respuesta es ¡NO! Pero, sigue siendo manzano aunque aún no de fruto, este árbol comenzará a dar su fruto hasta el tercer o cuarto año de ser plantado. Lo que quiero decirte es que tomes estas semillas (Cinco doctrinas) y las siembres en tu corazón (Conforme el hombre cree en su corazón, tal es él), aférrate a estas verdades, porque entre más rápido te aferres a estas doctrinas más pronto verás los resultados. Si el manzano no se rinde en su identidad, si no se raja (como decimos en el norte) tarde o temprano dará su fruto; ¡No produciremos el fruto a menos que lo creamos!


Si vas caminando por un centro comercial sin dinero, tu caminata se vuelve un momento de frustración, de esperanza, de undiísmo (Un día lo tendré, un día lo compraré) porque sabes que no tienes los recursos para obtener lo que quieres, pero si SABES que se hizo un deposito millonario a tu favor, tu actitud en el centro comercial es muy diferente, porque vives de tus recursos y no de lo que esperas tener algún día; con los recursos en tu bolsa entras en una tienda y no piensas: “Un día tendré dos trajes” Más bien dices: “Tráeme esos dos trajes, un vestido para mi esposa y los zapatos que ella te pida”. Desde el momento en que tú empiezas a entender quién eres, desde el momento en que tu enfoque cambia, oportunidades y bendiciones comenzarán a buscarte. ¡Amén!


Génesis 1:28 dice: “…Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra…” Adán y Eva tenían los cinco estados, la meta de Dios era que ellos sojuzgaran la tierra, que vivieran en victoria y en prosperidad. Ahora tú y yo tenemos los cinco estados ¡ESTE PASAJE ES PARA NOSOTROS!


Hebreos 10:12-13 dice: “…pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies…” Jesús se ha sentado a la diestra de Dios y está esperando a que todos sus enemigos sean puestos debajo de sus pies, pero ¿Por qué está sentado? La respuesta está en el versículo 12 dice: “…habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio…” luego en el versículo 14 dice: “…porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados…” Al regalarte Jesús los cinco estados ¡Ya no hay más que pueda hacer! Tú tienes todo lo que necesitas para vencer, para realizar tu propósito y destino y para ser un reformador en tu sociedad. Tú ahora tienes todo lo que necesitas para vivir en victoria; ahora puedes enfrentar problemas chicos o gigantes y vencer porque sabes que Dios está contigo y en ti, y que todos tus enemigos han sido puestos bajo tus pies. Los enemigos de Dios son tus enemigos, y mientras vences a tus enemigos estás venciendo también a los enemigos de Dios.


Jesús se sentó a esperar porque no hay nada más que Él pueda hacer por ti, si Él hiciera más por ti; tú ya no serias humano; la única característica de Dios que se quedó clavada en el ser humano después de la caída es el libre albedrío; Jesucristo produjo tus cinco estados:


1. Ya eres Santo.

2. Ya tienes la naturaleza del Padre.

3. Eres Justo ¡Vives las consecuencias de la Justicia!


4. Tienes Autoridad y

5. Tienes Poder.


¿Qué más puedo hacer por ti? Te preguntaría Jesús y la respuesta es: ¡Nada mano! Si Jesús hiciera más por nosotros nos volveríamos como animales, viviendo por instintoi y no por libre albedrío ¡Por eso Jesús se sentó a la diestra de Dios!


Isaías 60:1 dice: “…Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti….” Jehová, Dios auto existente que guarda el pacto ha nacido sobre ti ¡Este es tu momento! También Isaías 52:1 dice: “…Despierta, despierta, vístete de poder, oh Sion; vístete tu ropa hermosa, oh Jerusalén, ciudad santa; porque nunca más vendrá a ti incircunciso ni inmundo…” Cuando la Biblia habla de Sion, se refiere a la iglesia; este pasaje dice: “Vístete de la ropa hermosa” ¿Cuál es la ropa hermosa? La justicia de Cristo, porque a nosotros jamás volverá la carnalidad.


En la Biblia se habla del “Derecho de redención”; cuando un hombre fallecía, el hermano de este redimía a la viuda, casándose con ella para que sus hijos no perdieran la herencia y para que el fallecido no perdiera su nombre. La viuda ya casada con su cuñado seguía llevando el nombre y la herencia del difunto. Cuando recién quedaba viuda la mujer, la llevaban ante el hermano del difunto más próximo a él y le decían: “Tú eres quién tiene el derecho de redimirla”, pero si este no quería hacerlo, debía quitarse su zapato y entregárselo al hombre que seguía en el orden del derecho de redención. Al entregar el zapato el hombre estaba entregando su dominio en esa mujer (la viuda) o familia. El hombre quién sí la iba a redimir toma el zapato y después le escupe en la cara a quien le entregó el zapato, porque si alguien tiene la oportunidad de redimir a una mujer y no lo hace, ¡Es una vergüenza! Tú ahora conoces estas cinco herencias (doctrinas), pero si no las tomas ¡Es una vergüenza! Porque no estás tomando el peso sobre ti de tu tierra, así como Nehemías; tú ahora debes estar anhelando, gimiendo: “Yo quiero restaurar mi tierra” porque Dios ha volteado hacia ti y te ha entregado todo su poder, su autoridad y su dominio para que vayas y zarandees tu tierra, para que vayas y hagas discípulos enseñándoles estos cinco estados.

9 vistas0 comentarios