Mi obediencia

Dr. Richard Hays

Notas del mensaje



Tu propia obediencia no es lo que te establece delante de Dios, si fuera así, habría días en los que te sentirías muy aceptado, también habría otros días en los que ni siquiera te querrías acercar a Él, porque dependerías de lo que has hecho bien o de lo que has hecho mal. Dios quiere que tu aceptación, tu alcance, tu acceso sea establecido una vez y para siempre, así como lo dice en el libro de 1Hebreos, Dios sabe que nuestra obediencia no nos alcanzaría para cimentar nuestra aceptación y para alcanzar todos los recursos que Él nos quiere dar, pero aunque nuestra obediencia no nos alcance, Dios nos ama y, de todos modos, quiere que tengamos el acceso completo a Él y todos sus recursos, por eso decidió obedecer en nuestro lugar. Cuando Dios ve a Jesús, Dios ve su obediencia total ¿Recuerdas los sinónimos de esto? Dios ve que Jesús es justo, que es perfecto delante de la ley, pero cuando te ve a ti, también ve lo mismo. Él te ve como alguien aceptado, pero también te ve como alguien que tiene todos los derechos de estar en una profunda comunión con Él y de tener todos los recursos y la provisión del cielo. ¡Es la obediencia de Jesús la que ha establecido tu nuevo estado delante de Dios! ¡Esto es impactante!


Pero, te voy a decir otra verdad: ¡Yo obedezco a Dios de todos modos! No lo obedezco para que Él me acepte, lo obedezco por cuatro razones importantes:


1. Obediencia de la fe.- Hebreos 11:1-3 “…Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos. Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía…” Todo lo que dice el Nuevo Testamento yo lo obedezco; la fe es como un puente: Si tú crees que el puente puede sostenerte podrá sostenerte, caminarás sobre él; el ver el puente provocó tu actuar (cruzar el puente). En este sentido, si yo pidiera que todos los justos levantaran su mano y tú la levantas, entenderé que has creído que la herencia de Jesús es tuya y ya la aceptaste por medio de la fe. Nuestra obediencia al Nuevo Testamento es para que veas una verdad, la creas y actúes sobre ella, por ejemplo: Por obedecer a tener fe, ya eres justo; por obedecer a tener fe, ya tienes la naturaleza de Dios, por obedecer a tener fe, ya eres santo. ¡Tú obedeces, comprendes y actúas en la verdad que Dios te está mostrando!


2. Tengo una Nueva Naturaleza.- Ahora que soy cristiano entiendo que la naturaleza de mi Padre (Dios) está en mí, ¡Para mí es natural obedecer! Así como un delfín sale a la superficie y se levanta sobre su cola haciendo su sonido de fama, así como corre el caballo de carreras de forma natural, así ser bueno, honesto, íntegro, creativo, vencedor, fructífero y obediente es natural para ti y para mí. ¡Esto está en nosotros! ¡Esta es nuestra Naturaleza! Y, si no estamos obedeciendo, si no estamos viviendo según nuestra nueva naturaleza nuestra conciencia nos pica nos acusa, no nos deja en paz ¿Te ha pasado?



3. Amo a Dios.-En mi casa yo pongo mis calcetines en su lugar, saco la basura, pongo un papel higiénico en el baño cuando ya se terminó, ¿Hago esto porque soy muy bueno? ¡Pues no! Yo hago esto porque estoy enamorado de una mujer pecosa que se llama Fonda, a veces no me nace hacer estas cosas, sin embargo de todos modos las hago porque amo a mi esposa. De la misma forma, yo comprendo lo que Dios ha hecho, y estoy agradecido con Él; yo comprendo cuánto me ha amado, entiendo que Jesús vino para heredarme su estado; yo comprendo todo esto y ¡Le amo también! Así que ¡Por amor yo le obedezco!


4. Soy un sacrificio vivo.- Dios vio la situación humana, vio las consecuencias que estábamos viviendo por nuestra carnalidad y egoísmo, así que tomó la forma de un hombre y nació de una virgen. Desde que tenía 8 días de naci nacido hasta que cumplió 30 años, obedeció toda la ley, por cuarenta meses vivió con un cielo abierto en la tierra para mostrarnos como puede ser nuestra vida, fue castigado, torturado y después ejecutado para que nosotros fuéramos libres de nuestra carnalidad y egoísmo ¿Comprendes el costo? Solo hay una cosa lógica que yo puedo hacer, (así como dice Romanos 12:2 “…No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta…”) Cuando ves cuánto Dios te ha amado y todo lo que ha hecho por ti, solo hay una respuesta lógica que puedes tener hacia Él: Ofrecerte como un sacrificio vivo delante de Él y hacer su voluntad.


Si tú quieres hacer esto, levanta tus manos allí donde estás y dile al Señor: “Padre en este momento yo tomo mi vida y la presento como un sacrificio vivo delante de ti; reconozco el poder de tu naturaleza en mí y obedezco porque esto es natural para mí. ¡Te amo! Y lo lógico que yo puedo hacer es darme a ti como un sacrificio vivo. Amén”.


Jeremías 23:5 dice: “…He aquí que vienen días, dice Jehová, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra…” En este pasaje se está profetizando acerca de Jesús y dice que llegará el día en el que el pueblo de Dios (Judá) será salvo, llegará el día en el que el pueblo de Dios (Israel) habitará confiadamente y seguro (sin juicio) Este descendiente de David se llamará “Jehová justicia nuestra” este pasaje fue profetizado setecientos años antes de que Jesús viniera, Dios mismo estaba profetizando: “Llegará el día en el que Yo mismo proveeré la justicia que tú necesitas para ser completamente aceptado, para que puedas estar seguro y habitar confiadamente”.


Imagina que decidimos derribar el edificio en el que se encuentra CCI Monterrey, lo vamos a tumbar completamente, vamos a quitar el piso y todos los cimientos y emparejar toda la tierra; estando allí en el terreno (pues no hay construcción, la derribamos) siguiendo los planos arquitectónicos edificaremos de nuevo el edificio tal y como estaba: Las paredes, los pisos, los salones, los baños, la plataforma, todo quedara como una copia exacta de lo que antes teníamos. Con toda razón tú me puedes decir: ¡Esto es muy tonto! Es muy tonto que derribes el edificio para volver a edificarlo como estaba. Esto es lo que nos sucede a muchos de nosotros, en lugar de descansar en lo que ya ha sido edificado, en lugar de descansar en la obra que ya está hecha y el trabajo de los que edificaron, seguimos ESFORZANDONOS para lograr eso que ya está hecho. Por eso dice la Biblia: “1No necesitas esforzarte para que Dios te acepte, solo reposa en la obra que Jesús ya hizo y en la justicia que te regaló”.


El pecado más terrible que menciona la Biblia es: Incredulidad 1“Sin fe es imposible agradar a Dios” tú te puedes preguntar ¿Qué le agrada a Dios? La respuesta es:


  • Que seas santo (sin fe no puedes ser santo)

  • Que tengas su naturaleza (sin fe no puedes tenerla)

  • Que seas justo (sin fe no puedes ser justo)


Hebreos 3 y 4 dice que hay un descanso para el pueblo de Dios pero que “Ellos” (los incrédulos) no pudieron entrar en el reposo de Dios, por no creer en la obra que Jesús hizo


Si seguimos los diez mandamientos a lo largo del Antiguo Testamento, el único mandamiento que continúa con una consecuencia inflexible es el de romper el sábado, desde la primera hasta la última vez que es mencionado en el Antiguo Testamento dice: “El que quebrante el sábado (día de reposo) muere irremisiblemente” “El que trabaje el sábado será condenado” “El que trabaje el sábado será desterrado”. Todas estas amonestaciones son simbólicas y están diseñadas para que entendamos, sin dudar, que si pensamos que estableceremos nuestro nuevo estado delante de Dios por medio de nuestras obras, si pensamos que podemos hacer suficiente para establecer nuestro lugar en la eternidad no estamos descansando en la obra de Jesús, no estamos descansando en el día de reposo preparado para nosotros. El día de reposo tiene un simbolismo impresionante: “Todos debemos descansar en la obra de Jesús, no es necesario trabajar para ser aceptado”. Por eso en el Nuevo Testamento el sábado es Sábado-Domingo, es Sábado-Lunes, es Sábado-Martes, es Sábado… ¿Entiendes?


¡Tú y yo reposamos todos los días en la obra de Jesús!

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
selection.png