La soledad de Dios

Dr. Richard Hays

Notas del mensaje



En Génesis 2:7 vemos que Dios formó al hombre a su imagen; es decir, el hombre es como Dios. Tal y como en lo natural, tú puedes ver que mis hijos se parecen a mí, pues tienen mi sangre, vienen de mí, así también podemos ver a Adán y encontrar algo de Dios en él, pues fue creado a su misma imagen.


Génesis 2:18 nos revela algo muy interesante acerca de Adán, el versículo dice: “No es bueno que Adán esté solo” “No es bueno que el hombre esté solo” y te puedes preguntar ¿Adán está solo? Podemos ver alrededor de él y encontrar elefantes, changos, jirafas y toda clase de animales que están con Adán en el jardín del Edén, pero todos estos seres vivientes no tienen la naturaleza de Adán. No puede tener una relación con ellos porque cada uno se comunica según su naturaleza, y en el jardín no hay ningún ser con el que Adán se pueda comunicar. Es por esto que Dios está diciendo: No es bueno que el hombre esté solo. Dios vio soledad en el corazón de Adán. Recordemos que Adán ha sido creado a la imagen de Dios; y si vemos a Adán, podremos encontrar en él cosas de Dios. Y si Dios está diciendo que hay soledad en el corazón de Adán ¿Quiso revelarnos algo acerca de sí mismo? ¡Sí! Si hay soledad en el corazón de Adán, hay soledad en el corazón de Dios. Dios resolvió el problema de la soledad de Adán creando a Eva; de la misma manera, Él resolvió el problema de su propia soledad creando a alguien a su misma imagen… ¡Ese eres tú! Y así como Eva puede escuchar a Adán y tener comunión con él, tú también puedes disfrutar una relación profunda con Dios, pues Él mismo está dispuesto.


Esta soledad que estaba en el corazón de Dios la sienten todos aquellos hombres que se han separado de Él; es un hueco que sienten todas aquellas personas que viven su vida apartadas de Dios. Hay un vacío en el corazón del ser humano que refleja la imagen de Dios. Es decir; el mismo vacío que tú has sentido en tu vida, Dios también lo ha sentido; pero es probable que no hayas identificado que es lo que te hace falta para llenar ese vacío; quizá solo te has sentido insatisfecho, incompleto, pero no te has dado cuenta que sólo Dios puede llenar ese vacío. En cambio, Dios sabe perfectamente que ese vacío que Él siente es por ti; si mi amigo, POR TÍ.


Anteriormente mencioné que el cristianismo es sencillamente profundo. Es sencillo porque es muy fácil de entender y profundo porque se trata de conocer a Dios. Juan 17:3 dice: “…Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado…” Jesucristo pudo haber definido la vida eterna de muchas maneras, pero Él decidió definirlo así: “Conocer a Dios” ¡Dios quiere una relación con contigo! Ahora, en mi vida yo desempeño varios rolesi; por ejemplo:

Soy alumno, amigo, hijo, líder . Y estos roles son los que definen el “papel que juego” delante de las diferentes personas que están a mi alrededor. De la misma manera, cuando comenzamos nuestro caminar con Dios o nuestra vida cristiana existen cuatro roles que nos toca desempeñar y que nos permiten experimentar nuestra relación con Él en una medida mayor. Estos roles son:


1. Familia.- Ahora que eres cristiano y que el Espíritu de Dios está en ti, has venido a formar parte de la familia de Dios. ¡Dios es nuestro Padre! Jesús dijo en Juan 1:18 que Él había venido a la tierra para dar a conocer al Padre. Y en este mismo capítulo pero en el versículo 12 dice: “…Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios…” La palabra “potestad” puede definirse también como “Derecho”; es decir, ahora que has recibido a Dios Él te ha dado el derecho de ser su hijo y tú podrás notar la gran atención que Él tiene para ti, tal como una mamá la tiene para su hijo recién nacido. Comenzando tu relación con Él podrás notar que lo que le pidas te lo dará casi al instante, porque Dios te quiere apapachar pues ¡Él es tu Padre!


Comienza a vivir en esta relación con Dios y podrás notar la atención que tu Padre (Dios) tiene hacia ti. Él siempre te hablará con amor.


Muchas personas piensan que todo lo que Dios hace es condenar y corregir, pero realmente estas no son las características de un padre. Un padre se preocupa por su familia; la cuida, la nutre y, sólo cuando es necesario, corrige a su familia. Y es así como Dios se porta con nosotros.


Te invito a que empieces a experimentar tu relación con Dios por medio de este rol.


2. Amigo.- Un amigo trasciende los niveles superficiales. Es interesante que en la Biblia Dios se describe como amigo de alguien en varias ocasiones: Dios era amigo de Noé, de Enoc, de Samuel y de Daniel (por mencionar algunos). Dios conocía a todos ellos pero ellos también conocían a Dios. Un día, mientras Enoc iba caminando y platicando con Dios, su conversación se puso tan profunda que Dios le dijo a Enoc: “Vente conmigo” y Enoc fue llevado vivo al cielo y allí permanece hasta el día de hoy.


En Juan 15:15 Jesús dice: “…Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer…” Jesús podía llamar amigos a sus discípulos porque les había revelado su corazón. Entonces, si nosotros desempeñamos este rol con Dios y disfrutamos su amistad, Él nos compartirá información; nos compartirá sus pensamientos. Es como la relación que tenemos con nuestros amigos: Nos preocupamos por ellos, los amamos y nuestra comunicación con ellos es abierta, pues es probable que no haya muchos secretos entre nosotros y ellos.


Te invito a que empieces a experimentar tu relación con Dios por medio de este rol.


3. Siervo.- Tu vida no fue diseñada para que seas tu propio jefe. ¡Dios es Señor! Estoy seguro que tu vida cobrará sentido si tú permites que en la lista de tus prioridades Dios sea el primero, tu familia en segundo lugar y tú en el tercer lugar. Todos los aspectos de nuestra relación con Dios son de carácter voluntario, pero una vez que decides entrar en esta dimensión estoy seguro que no querrás salir.


Ahora te sugiero que en un acto de tu voluntad, decidas poner a Dios como El Señor de tu vida; una vez que has hecho esto, el Señor te dirá cosas que necesitas hacer, pero debes comprender que el Señor de tu vida también es tu Padre y Él nunca te pedirá que hagas algo que no sea para tu propio beneficio.


Es probable que cuando Dios te pida que hagas algo no te explique porque quiere que lo hagas, pero de todos modos bríndale obediencia, pues Él es tu Señor.


4. Amado.- También podemos usar la palabra Amante haciendo referencia: “Al que ama o está consumido de amor por él/ella”. El libro de Cantar de Cantares nos revela que el motivo por el cual Dios ha hecho TODO es porque Él es un romántico y porque nos ama.


Tu comunicación con Dios tendrá la tendencia de manifestarse a través de uno de estos cuatro roles. Habrá días que te hable como amigo, habrá otros días que trate contigo asuntos de siervo. Siempre eres su familia y habrá momentos muy tiernos donde te será obvio que tú eres su amado.


Te invito a que abraces estos cuatro roles y, que si no lo has hecho, digas estas palabras: Dios yo soy tu hijo, soy tu familia y lo entiendo. Dios yo soy tu amigo y persistiré en esta relación hasta que Tú tengas la confianza de revelarme tu corazón. Dios yo soy tu siervo; ¡Mándame; yo obedezco! Dios soy tu amado, tu corazón está consumido de amor por mí, pero también decido que mi corazón esté consumido de amor por ti. ¡Amén!


Cuestionario:

1. Dios resolvió el problema de la soledad de Adán, creando a Eva, pero ¿Cómo resolvió el problema de su soledad?

2. ¿Qué es la vida eterna?

3. ¿Qué roles nos toca desempeñar en nuestro caminar con Dios?

4. ¿Tú eres hijo de Dios?

5. ¿Quién es un amigo?

6. ¿Por qué Dios puede pedirte que hagas alguna cosa?

7. ¿Por qué Dios ha hecho TODO?

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
selection.png