top of page

La meta del evangelio

Dr. Richard Hays

Notas del mensaje



En Génesis 1 encontramos un tema que es mencionado nueve veces en este capítulo, cuando un tema se repite es porque ese tema es importante para Dios. La primera vez que se habla de un tema en la Biblia se da una buena explicación de cómo se tratará este asunto en el resto de la Biblia. Aquí podemos destacar dos principios de hermenéutica


1º. El principio de la primera mención.

2º. El principio de repetición.


Cuando Jesús repetía algo era porque estaba diciendo algo importante; por ejemplo: Cuando Jesús decía “De cierto, de cierto te digo” lo que decía después era muy importante para Él. Alabanza y adoración son mencionados como 500 veces en el Antiguo Testamento, esto quiere decir que es un tema muy importante para Dios; el infierno es mencionado como 23 veces en toda la Biblia, entonces podemos ver que el infierno no es un tema importante para el creyente, pues él no irá allí.


Hermenéutica.  Es el arte de interpretar textos y especialmente, el de interpretar textos sagrados. *La necesidad de una disciplina hermenéutica está dada por las complejidades del lenguaje, que frecuentemente conducen a conclusiones diferentes e incluso contrapuestas en lo que respecta al significado de un texto.


TODO SE REPRODUCE SEGÚN SU ESPECIE.


Así que, ahora estamos aquí, con un tema que está repetido nueve veces en el primer capítulo de Génesis; las personas que estudiamos la Biblia podemos concluir que este tema es muy importante: Todo se reproduce según su especie, todo se reproduce según su naturaleza. Todas las plantas producen según su naturaleza, todos los animales producen según su naturaleza, un perro no reproduce una vaca, un elefante no reproduce gatos, ¿Por qué? porque todo se reproduce según su especie. La forma en que este pasaje está escrito nos empuja u obliga a concluir algo. Voy a usar dos ilustraciones para hacerte notar como es que este pasaje de la Biblia te quiere llevar a un punto específico:


Primera ilustración: 1+1 son 2, 2+1 son 3, 3+1 ¿Cuántos son? ¡Exacto! son 4. Mi secuencia te llevó a concluir en el número 4, la forma como llevé esta serie de números te ayudó a resolver la última suma, ¿Verdad?


Segunda ilustración: Ratones reproducen ratones, gatos reproducen gatos, perros reproducen perros, burros reproducen burros, caballos reproduce caballos, vacas reproducen vacas…. ¿Notas algo en mi secuencia? observa el orden en el que fui mencionando a los animales, comencé con animales pequeños y fui agregando uno más grande, y otro más grande… todo se reproduce según su especie, esto fue escrito nueve veces en el mismo capítulo, hay algo importante que Dios quiere que concluyamos. Sigamos con mi secuencia de reproducción de animales, nos quedamos en las vacas y sigue otro más grande: Hipopótamos reproducen hipopótamos; rinocerontes reproducen rinocerontes, ballenas reproducen ballenas…. Y podríamos seguir con la secuencia hasta llegar a la pregunta que este pasaje te empuja a hacer: ¿Y Dios? si todo se reproduce según su género ¿Dios se reproducirá? Esto es lo que tú debes estar cuestionándote en este momento.


El versículo 7 del segundo capítulo de Génesis afirma que esto es lo que Dios hizo: Dios tomó tierra para formar el cuerpo de Adán y después soplo para introducir su propia imagen en Adán. Ahora hay alguien en la tierra que tiene la imagen o el género de Dios; todo se reproduce según su género, ¡Dios también se reprodujo al crear a Adán!


Y Dios el SEÑOR formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz hálito de vida, y el hombre se convirtió en un ser viviente.


Si yo preguntara ¿Cómo es la imagen de Dios? ¿Cómo se describe la imagen de Dios? tal vez alguien contestaría “Dios es amor”, lo cual es correcto, pero estas no son las palabras que Dios escogió para describir su propia imagen; quizá otra persona dirá “Dios es poderoso” también es cierto, Dios es poderoso pero tampoco son las palabras que Dios escogió para describir su imagen; es probable que otra persona mencione los frutos del Espíritu Santo que vienen en el libro de Gálatas para describir la imagen de Dios y, es cierto, Dios es todo lo que dice en el libro de Gálatas pero esas no son las palabras que Él utilizó para describirse; entonces ¿Qué características tiene la imagen de Dios? ¿Cuáles son las palabras que Dios escogió para describir su imagen que está en Adán?


1. Fructificar: Lo que Dios está diciendo es: “Mi imagen en el ser humano es fructífera”.

2. Multiplicar: La imagen de Dios en el hombre no sólo es fructífera también se multiplica; da más fruto.

3. Sojuzgar: La naturaleza de Dios es vencedora.

4. Enseñorear: La naturaleza de Dios en el hombre es un liderazgo que gobierna.


Sojuzgar.  Dominar o someter con violencia, en especial al conquistar un territorio. ii Enseñorear. Hacerse señor y dueño de algo

Cuando hablamos de Dios nunca usamos estas palabras para describirlo, cuando vamos a las iglesias no es esto lo que escuchamos acerca de Dios; sin embargo, esta es la manera como Dios describe su propia imagen en el ser humano. Dios está diciendo “Mi naturaleza es fructífera, Mi naturaleza es multiplicadora, Mi naturaleza es vencedora, Mi naturaleza enseñorea o llega a ejercer liderazgo”. Esta es la imagen que Dios está reproduciendo en el ser humano, esto es lo que sopló en Adán cuando lo creo; esto quiere decir que el cristianismo es algo muy diferente a lo que tú habías imaginado, esto quiere decir que el cristianismo es mucho más poderoso, vencedor y próspero de lo que tú te habías pensado, esto quiere decir que el cristianismo incluye mucho más liderazgo de lo que tú creías.


Dios vio su propia imagen en Adán y le dijo “Quiero que sojuzgues la tierra, el cielo y el mar”. Dios le dio a Adán (voy a utilizar una expresión teológica) el mandato de dominio, pues le dijo que enseñoreara en la tierra, el cielo y el mar. El hecho de que Adán tenga la imagen de Dios en él, le permite vivir cuatro consecuencias.


1. Adán tiene la naturaleza de Dios; Adán y Dios tienen la misma naturaleza.

2. Como Adán tiene la misma naturaleza que Dios, también tiene una profunda relación con Él. Dios y Adán tenían una relación muy íntima y profunda, cada tarde Dios venía a Adán (yo siempre digo que tomaban café juntos) y platicaba con él.

3. Adán tiene un propósito y destino el cual es el mandato de dominio que te mencioné anteriormente.

4. Adán tiene lo que llamamos “Un cielo abierto”; es decir, todo lo que Dios tiene está disponible para él, para que lleve a cabo su propósito y destino.


Génesis 3:8 y 9


Un día Adán desobedeció a Dios; 1Dios le había dicho que no comiera del árbol de la ciencia del bien y del mal pero Adán comió, ese día que Adán desobedeció provocó cuatro consecuencias:


1. Perdió la naturaleza de Dios, Adán ya no es como Dios, ahora es egoísta y carnal.

2. Por no tener la naturaleza de Dios, perdió la relación con Dios.

3. Adán perdió su propósito y destino.

4. Perdió los recursos para llevar a cabo su propósito y destino.


Todos los problemas del ser humano entraron en este momento en el que Adán se separó de Dios. Cuando Adán pecó entró: La pobreza, la enfermedad, la rebelión, la auto justificación, los abusos de autoridad, las guerras, hambres, pestes, etc., el hombre perdió la imagen de Dios, perdió todo.


Permíteme hacerte una pregunta teológica ¿Cuál es la meta del evangelio? Todos los problemas sociales son el resultado de haber perdido la imagen de Dios; si pudiéramos restaurar la imagen de Dios en nosotros, podríamos restaurar las consecuencias de la imagen en nosotros. Sí restauraras la imagen de Dios en ti, tú:


1. Volverás a ser fructífero.

2. Volverás a ser multiplicador.

3. Volverás a ser vencedor.

4. Volverás a ser un líder.

5. Volverás a tener una relación con Dios.

6. Volverás a tener un propósito.

7. Volverás a tener los recursos para cumplir tu propósito.




La meta del evangelio es restaurar la imagen que Adán perdió; sin la imagen de Dios en nosotros somos incapaces de ser quien Dios quiere que seamos, sin la imagen de Dios en nosotros somos incapaces de cumplir nuestro propósito. Yo no tengo la habilidad de restaurar la imagen de Dios en mí, tú no tienes la habilidad de restaurar la imagen de Dios en ti, ¿No tenderemos jamás la imagen de Dios en nosotros?


Por ejemplo: A menudo menciono que no puedo convertirme en multimillonario en mis propios esfuerzos porque tengo más de 60 años, así que no tengo el tiempo ni las oportunidades para trabajar, trabajar, trabajar, producir, producir, producir. Entonces, si no tengo tiempo y oportunidades para convertirme en millonario ¿Esto quiere decir que nunca podré ser millonario? ¡Piénsalo!, por mi edad no tengo ni el tiempo ni las oportunidades suficientes para convertirme en millonario ¿Nunca lo podré ser? lo que quiero que entiendas es:


  • Lo que el esfuerzo humano no puede hacer, la herencia ¡Sí! lo puede hacer.

  • Yo no puedo convertirme en millonario en mis propios esfuerzos pero si alguien me hereda $50; 000,000 de dólares, me convierte en millonario.

  • Mi herencia me permite ser lo que mi esfuerzo nunca podrá producir.


Salmo 40:6 dice “…Sacrificio y ofrenda no te agrada; Has abierto mis oídos; Holocausto y expiación no has demandado…” En este pasaje está hablando de los sacrificios del Antiguo Testamento, tú y yo sabemos que los sacrificios del Antiguo Testamento representan simbólicamente el sacrificio de Jesús. Y el versículo está diciendo que estos sacrificios no eran lo que Dios quería. La meta de Dios no era el sacrificio de Jesús, sino tener personas que puedan manifestar la voluntad de Dios en la tierra. El versículo 7 y 8 de este pasaje dice “…Entonces dije: He aquí, vengo; En el rollo del libro está escrito de mí; El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu ley está en medio de mi corazón…” Jesucristo no era la meta de Dios; Jesucristo es el recurso que Dios usa para restaurar su imagen en nosotros y así podamos manifestar la voluntad de Dios en la tierra; Jesucristo y toda la herencia que Él trae es mi recurso para que la imagen de Dios sea restaurada en mí; Jesucristo y toda la herencia que Él tiene, es mi recurso para poder fructificar, multiplicar, sojuzgar y enseñorear la tierra.


Permíteme darte otra ilustración: En tu ciudad ¿Venden Mercedes-Benz de $400,000 dólares? ¡Sí! ¿Cuántas personas conoces que tengan el modelo más reciente de Mercedes- Benz? ¿Nadie? si en tu ciudad están disponibles esos modelos de autos ¿Por qué no tienes uno? La respuesta es: Porque no tienes el recurso para comprarlo, pero si tuvieras el recurso podrías tener el Mercedes-Benz.


Imagina que durante mi predicación del domingo yo les digo: El lunes, a la 1:00 p.m. quiero que todos ustedes estén aquí en un nuevo Mercedes-Benz; todos ustedes comienzan a verse unos a otros y se preguntan: ¿Qué dice Richard?, yo vuelvo a decir en mi predicación “El lunes quiero que todos estén aquí en un nuevo Mercedes-Benz y lo repito una y otra vez con gran énfasis”. Tú comienzas a pensar: “Richard está hablando en serio; yo no tengo dinero para comprar ese coche ¿Dónde lo puedo pedir prestado?” mientras me sigues escuchando que estoy gritando “El lunes quiero a todos aquí con un nuevo Mercedes-Benz”. Estoy hablando con mucha euforia, doy dos o tres brincos; tú no sabes qué hacer. Mi mensaje está provocando que te sientas preocupado, agobiado; quieres responder a lo que digo pero no sabes cómo, quieres obedecer a lo que estoy diciendo pero no tienes las posibilidades (esto es lo que sucede en muchas iglesias, se predica un estilo de vida muy hermoso pero que resulta inalcanzable para todos porque no se enseña como poseerlo).


Yo sigo insistiendo: “El lunes a la 1:00 p.m. quiero que todos estén aquí con un nuevo Mercedes-Benz” y comienzo a terminar mi mensaje. “Aquí tienen $450,000.00 dólares para cada uno” ¿Qué? te quedas sorprendido, porque en el momento en el que tuviste los recursos, tu interpretación del mensaje cambió. Mientras que sólo te estaban pidiendo el Mercedes-Benz tú estabas frustrado, agobiado, desecho, pensando “Hay de mí” ¿Cómo lo voy a hacer? pero en cuanto te di el recurso todo cambió, porque tú sabes que puedes llegar el lunes con el Mercedes-Benz porque ya te di el recurso.


Te puse esta ilustración porque quería explicártelo de manera que fuera muy sencillo para ti entender que tú puedes vivir una vida superior a la de los demás, tú puedes vencer a cada problema que se levante en tu vida, tú puedes caminar por las calles de tu ciudad y saber que tienes un cielo abierto sobre ti. El estado de Jesús y lo que Él produjo es tu herencia; lo que tú no puedes hacer a través de tus esfuerzos, por echarle muchas ganas o por ser muy religioso; lo puedes tener por medio de Jesucristo. Dios te ha dejado una herencia para que vivas una vida superior.


Todas las herencias son producidas por una tercera persona, nadie produce su propia herencia, Dios produjo una herencia y te la ha dejado. En tu herencia están los recursos para que tu carácter cambie, los recursos para que tu familia sea buena.


Todos los recursos que necesitas para vivir una vida superior, están en ésta herencia. Vivir en este estilo de vida es vivir en el reino de Dios. Lucas 12:32 dice “…No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino…” No temas a lo que te estoy diciendo, ¡Todo es cierto!


¡Bienvenido al Reino de Dios!


13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


selection.png
bottom of page