Jugando ajedrez

Dr. Richard Hays

Notas del mensaje



Para este tema voy a usar como ejemplo una tabla de ajedrez. Se dice que el ajedrez es el juego de los reyes; nuestra vida es similar a este juego, pero la persona con quien estamos jugando es más lista, más bella y más fuerte que nosotros.


Cuando yo era joven hacía cosas muy arriesgadas y parecía como si mi vida estuviera encantada porque, por más arriesgado que fuera lo que estaba haciendo, parecía que no tenía que pagar el precio, pues salía libre y sin problemas la mayoría de las veces. Cuando me entregué a Cristo me di cuenta de que Dios me estaba teniendo misericordia, pues al observar mi vida, parecía como si estuviera jugando ajedrez con el mismo diablo. Isaías 14 y Ezequiel 28 nos dicen que Dios creó un ser celestial, su nombre era Lucero o Lucifer. Este ser celestial era el más bello, inteligente y poderoso de toda la creación, pero en él se encontró pecado; entonces Lucero comenzó una rebelión en contra de Dios.


Mientras yo observaba mi vida podía entender que el diablo me hacía creer que yo estaba ganando en el juego, me hacía creer que yo era muy inteligente o muy sabio. De la misma manera el diablo puede hacer que tú creas que estás ganando, que todo te sale bien aunque estés procediendo mal, pues él es más inteligente que tú. Siempre habrá algo que Satanás te quiera presentar que pudiera parecer más bello que lo que está ocurriendo con tu vida, pues él es más bello que tú. Siempre tendrá una perspectiva que ofrecerte que te haga ir por un lado equivocado. No importa el nivel de influencia o poder que tú tengas, el enemigo tiene más. ¡Imagínate jugando ajedrez con alguien que es más poderoso, más inteligente y más bello que tú! Y mientras juegas te hace pensar que tú estás ganando, hasta que, antes de los últimos dos o tres movimientos te das cuenta que te tiene arrinconado y que está por decir ¡Jaque-mate!


Esto fue lo que me sucedió; yo pude darme cuenta de que solo Dios era más sabio, más bello, más hermoso y más poderoso que Satanás. En aquella época de mi vida (cuando comenzaba mi vida en Dios) yo me di cuenta de que el diablo era un enemigo invencible; yo no podía ganarle en mis propias fuerzas, él me hacía pensar que ya por fin iba a ganar, que por fin iba a ser rico, pero en realidad nunca se daban las cosas. En Juan 10:10 dice:


El diablo viene con una agenda: Pero Jesús también ha venido con una agenda:


1- Matar 1- Para que tengas vida.

2- Hurtar 2- Y vida en abundancia

3- Destruir


Necesitamos darnos cuenta de que hay una agenda de maldad, necesitamos entender que la maldad existe, esta maldad es una persona y esta persona se llama Satanás o Diablo. Este enemigo quiere cumplir su agenda; él quiere matarte, si no puede matarte quiere robar todo lo que tengas y quiere destruir todo lo que poseas.


Pero Jesús también quiere cumplir su agenda; decíamos que Él ha venido para que tengas vida en abundancia, lo que esta frase quiere decir es que Dios quiere que tengas una vida en un nivel arriba de lo normal. No importa el nivel social en el que tú vivas; una vez que tú vienes a Cristo, la meta de Dios es que tú vivas en un nivel mayor.


La palabra griega que se usa en este versículo (yo he venido para que tengas vida) y que se traduce como vida, es “ZOE” y significa "La misma vida de Dios".


Entendemos que el enemigo tiene una agenda de maldad, pero Jesús dice: “Yo tengo una agenda también y mi agenda es que tú tengas la misma vida de Dios, que tengas esta vida en abundancia y así puedas romper los niveles en los que has estado a lo largo de tu vida”.


El poder satánico siempre ha existido. En el libro de Éxodo 4 podemos leer la historia de Moisés cuando se presenta ante Faraón y le dice: Dios te dice “…Libera a mi pueblo para que me puedan servir…” Pero el diablo no quiere vernos servir a Dios, cuando él se rebeló, él quería ser servido, él quería recibir la adoración que solo le pertenece a Dios; por eso no quería que el pueblo de Israel fuera liberado, pretendía que siguieran en servidumbre, él quería matar, hurtar y destruir a este pueblo; por eso Dios envió a Moisés con tres señales:


1. Tomar una vara y ponerla en el suelo; cuando la vara está en el suelo, ésta se convierte en culebra, luego Moisés toma a la culebra por la cola y cuando la levanta se convierte otra vez en vara.


2. Tomar su mano y meterla en su manto, al sacar la mano ésta está carcomida por la lepra; la lepra simboliza pecado; Moisés mete nuevamente su mano dentro de su manto y cuando la saca está limpia. Esta señal representa vencer el pecado y vivir la vida en la voluntad de Dios.


3. Tomar un vaso con agua y voltearlo para que se derrame; al salir el agua del vaso, sale como sangre. Esto simboliza la sangre de la redención.


Cuando Moisés le dijo a Faraón: “Dios dice que liberes a su pueblo” faraón contesta: ¿Quién es Dios? Entonces Moisés suelta la vara y cuando esta cae al piso se convierte en culebra. Así que Faraón manda llamar a sus brujos, estos sueltan sus varas y también se convierten en culebras. La Biblia nunca ha negado el poder satánico. Pero en este evento también nos deja ver algo: La culebra de Moisés se comió a las otras culebras; como decíamos hace un momento: ¡Dios es más fuerte que Satanás!


Yo no sería un buen líder si no te dijera la verdad: El poder oscuro existe, el poder satánico es real, cuando forman círculos y llaman a los muertos es real, la ouija existe, los encantamientos existen. Así que, si vas a meterte en el mundo espiritual, hazlo solamente a través de la Palabra de Dios, solamente a través de la belleza de Dios y su poder.


La Biblia dice que todo el mundo está bajo el dominio del enemigo. Cuando Dios terminó la creación, Él entregó el dominio de todo a Adán. Fue como si Dios hubiera tomado las escrituras de la creación, las hubiera firmado y se las hubiera entregado a Adán. Pasa el tiempo y un día, en el jardín del Edén, Satanás comienza a tentar a Eva; la engaña y ella desobedece, después llega Adán, escucha lo que ha sucedido y él también peca. En el momento en el que Adán pecó, al hacerle caso al enemigo, le entregó el domino de la tierra a Satanás; pues toda la tierra había sido puesta bajo el dominio de Adán. Es por esto que, cuando Jesús está siendo tentado en el desierto (lo podemos leer en Mateo y Lucas 4) Satanás le dijo a Jesús: "Yo te entrego todos estos reinos si postrado me adoras" y después dice esta frase: "Porque a mí me han sido entregados". Es por esta razón que Satanás tiene el dominio de todo el mundo. Pero también dice la Biblia que Jesús vino para deshacer las obras de Satanás. Entonces, cuando tú pediste perdón por tus pecados, Dios te los perdonó todos, pero este perdón es tan completo que también te exentó de todos los efectos legales que vivías a causa de tus pecados.


Ahora cuando Dios te ve, ve a Jesús en ti. Jesús te representó legalmente en la cruz; cuando Él murió, tú moriste en Él y cuando Él resucitó, tú resucitaste con Él. Cuando Jesús estaba muerto, Satanás quería retenerlo allí; pero Jesús nunca pecó, no se pudo encontrar pecado en Él. Así que, Jesús entró en la muerte, venció a la muerte y a todas las cosas que producen la muerte y después resucitó. ¡Jesús nos representó legalmente!


2° de Corintios 10-3-5 dice: "… Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo…"


Ahora te pregunto ¿Qué es una fortaleza satánica? El versículo 5 nos da la repuesta: Una fortaleza satánica es todo argumento y toda altivez que se levanta en contra del conocimiento de Cristo; es decir, una fortaleza es cualquier concepto que tú estás creyendo y que no es conforme a la Biblia, una fortaleza es cualquier concepto que no es conforme al conocimiento de Dios o a las Escrituras. Necesitas definirte y definir tus pensamientos según la Biblia, no según tus experiencias, no según lo que te diga el mundo o lo que te diga el enemigo; pues es él quien ha inspirado el ambiente que está en el mundo.


Una fortaleza es como un nido: Si tienes un concepto equivocado o anti bíblico este concepto es como un nido, entonces el enemigo o uno de sus demonios viene y, como un ave, habita este nido; habita este concepto equivocado.



Por eso Juan 8-32 dice: "… y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres…" Es decir, si puedes entender lo que Dios dice acerca de ti, acerca de lo que eres, podrás derribar este nido y podrás quitarle a Satanás la licencia que le había sido entregada. 1° de Pedro 5-7 dice: "…El enemigo es como un león rugiente…". El diablo ruge para lograr convencerte de que veas desde su perspectiva. Efesios 6-10 y 11 dice que el diablo "Acecha"; lo que quiere decir es que el diablo esta en pos de ti, escondido, buscando un momento oportuno para aprovecharse al máximo de la situación en la que te encuentres. Jamás verás al diablo aparecerse en tu puerta y tocar y, mucho menos, en un momento en que tú estás fuerte. Más bien él esperará a que encuentres distraído o que no estés muy metido con Dios y tu relación con Él. Recuerda lo que decíamos hace un momento: Cuando tú pediste perdón a Dios por tus pecados y cuando tú creíste que estabas perdonado, cuando decidiste creer que habías muerto con Jesús y resucitado también con Él, cuando entendiste que la resurrección de Jesús era tuya en ese momento le quitaste a Satanás la autoridad que tenía sobre ti. ¡El enemigo no tiene autoridad sobre ningún creyente! Es por eso que ahora tiene que acechar y esperar un momento para tentarte.


Lo que el diablo hace es rugir para convencerte de que caigas en la tentación, porque ahora que eres cristiano, él no puede meterse en tu vida sin tu permiso. Entonces, el buscará venir a ti con tentaciones; una tentación puede ser una impresión, un síntoma de una enfermedad o una sugerencia; una tentación puede ser también una persona. Satanás vendrá a presentarte una tentación esperando que tú tomes una decisión que le de licencia de meterse con tu vida, si tú decides caer en la tentación, estás permitiendo que se haga el nido en tu cabeza. Necesitas entender que el 90% de la guerra espiritual no sucede en las dimensiones celestiales, ese 90% sucede entre tus dos oídos; es decir, en tu cabeza, en tu mente, en tus pensamientos. Es lo que nos dice 2° de Corintios 10-4-5 : Una fortaleza son todos los conceptos equivocados que tú estás creyendo y que, aun después de ser cristiano, decides seguir creyendo o quizá el enemigo ha rugido para que tú tengas miedo y le sigas creyendo.


Hay mucho rugir en estos días, ha habido muchos eventos muy feos. Recuerda, el enemigo tiene una agenda: Matar, hurtar, destruir. Pero no te asustes, Dios también tiene una agenda: Que tengas vida y que la tengas en gran abundancia.


Después de que Jesús fue bautizado, el Espíritu Santo lo envía al desierto para ser tentando. Jesús había ayunado 40 días, así que ¡tiene mucha hambre! Entonces llega a Él el enemigo y le presenta un versículo de la Biblia pero con un sentido erróneo; recuerda que Satanás es el ser más inteligente, hermoso y poderoso que Dios ha creado. Jesús es Dios en la carne pero, Jesús no siempre sabía quién Él era, en este momento Él se encuentra peleando o viviendo su vida como tú y yo, como humano. En la primera tentación Satanás le dice: "Si eres el hijo de Dios" Satanás lo está tentando en su identidad o en quién Él es, Jesús le responde con un pasaje de la Biblia para afirmar que Sí es el hijo de Dios. La segunda tentación se trata de probar si Dios proveerá protección para Jesús y, nuevamente, Satanás mal usa un versículo de la Biblia, pero Jesús le responde con un pasaje correcto. En la tercera tentación Satanás le presenta a Jesús un versículo distorsionado, pero nuevamente Jesús le responde con un pasaje correcto y pudo resistir.


Necesitamos entender que solamente podremos vencer al enemigo si creemos nuestra nueva identidad; es decir, si nos vemos como hijos de Dios. Pero también necesitamos entender que: El intelecto de Dios, su sabiduría, su inteligencia, es más alta que la del enemigo.


Dios es más hermoso que cualquier cosa que el enemigo te pudiera presentar. Aunque parezca muy atractiva la tentación, Dios es más hermoso que cualquier cosa. Dios es más poderoso que Satanás ¡Hemos visto su poder en nuestras vidas


En Génesis 3-6 dice que Eva fue tentada en su carne; es decir, cuando Eva vio el fruto deseaba comer de él, codiciaba con sus ojos el fruto o el fruto era BELLO y después dice que ella veía que el fruto le daría sabiduría; ella creyó que su sabiduría podría ser más alta que la sabiduría de Dios mismo (arrogancia, orgullo).


El ser humano está constituido en tres dimensiones: Espíritu, alma y cuerpo. Las tentaciones tienen diseño, algunas tentaciones han sido diseñadas para incitar al cuerpo o los deseos corporales, ya sea en excesos o inmoralidad; otras tentaciones han sido diseñadas para incitar a tu alma o tu personalidad o en la manera como piensas; otras tentaciones están enfocadas a tu espíritu, a tu orgullo; a tomar una postura de que eres algo que realmente no eres.


Esto fue lo que le sucedió a Eva, ella fue tentada en las tres áreas de su ser. Efesios 6-16 dice que las tentaciones son como flechas que son lanzadas hacia ti, pero tu fe (tus certezas o tus convicciones) es como tu escudo y lo levantas para defenderte como lo hizo Jesús.


La salud Mental gira alrededor de poder controlar tus pensamientos. El mundo no ha entendido que existe este ser malvado, pero éste ser malvado SÍ ha entendido que:


 Si puede dominar tus pensamientos, podrá dominar tus conclusiones.

 Si puede dominar tus conclusiones, podrá dominar tu carácter.

 Si puede dominar tu carácter, podrá dominar tu futuro.


No importa cuál sea tu circunstancia, lo que importa es que tú puedas resistir con tu escudo o tus conceptos correctos. Si estamos dispuestos a tener un poco de responsabilidad propia, podremos controlar nuestros conceptos y derribar las fortalezas que el enemigo busca usar en nuestra contra.


Existe un lugar que se llama INFIERNO, este lugar solo es mencionado 23 veces en el Nuevo Testamento y, solamente se menciona estas veces, porque la Biblia no ha sido escrita para los incrédulos, ni para las personas que no tienen fe, ni para los rebeldes. La Biblia ha sido escrita para los herederos, para los hijos de Dios. Pero no te equivoques, el infierno es real. En Isaías 5:14 dice que el infierno tuvo que agrandar su boca para devorar lo que estaba llegando a él, refiriéndose a las almas o seres humanos que se han separado de Dios por su egoísmo, por su carnalidad, por ignorancia, por estar ciegos de su entendimiento. Si la Biblia hubiera sido escrita para los incrédulos, el infierno hubiera sido mencionado en cada página.


La maldad existe y tiene una agenda: Matar, hurtar y destruir. Pero necesitas entender que, aunque Satanás tenga el dominio del mundo, a ti y a mí no nos puede tocar, en ti y en mí el enemigo no tiene ninguna autoridad ni ningún dominio. Sin embargo, como un león rugiente buscará convencerte de caer en su tentación; si intentas ponerte al tú por tú con él, te va a vencer, por eso necesitas leer las escrituras. ¡Mira la hermosura de Dios! ¡Mira su poder! ¡Mira su inteligencia! y así vencerás todos los días de tu vida.


1° de Juan 3-18 dice: "… Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad. Y en esto conocemos que somos de la verdad, y aseguraremos nuestros corazones delante de él; pues si nuestro corazón nos reprende, mayor que nuestro corazón es Dios, y él sabe todas las cosas…". Puede ser que tu entendimiento y tus emociones no estén apoyando lo que te estoy explicando, pero este versículo dice: Dios es mayor que tu entendimiento, Dios es mayor que tus emociones. Tú debes concluir enfáticamente: “Dios tiene la razón en todas estas cosas y Dios es mayor en todas estas áreas” porque si decides quedarte con tus propios pensamientos ¡pierdes! Te sugiero que concluyas que Dios es mayor que tus razonamientos y que empieces a basar tus pensamientos en las Escrituras y así comenzarás a fortalecerte.


Tal vez en el pasado, por ignorancia o por voluntad, nos involucramos con cosas oscuras y satánicas, necesitamos pedir perdón a Dios por esto; por haber participado en ocultismo, con la ouija, con la astrología, con el zodiaco o con cualquier otra cosa que tenga que ver con la oscuridad. Si tú has participado en algo así, quiero que sepas que Dios te ama de todos modos y que necesitas arrepentirte en una manera real y verdadera. Dile a Dios: “Dios, perdóname por haber estado en contra de ti, por haberme metido en las cosas que son ocultas. Quizá me metí en ignorancia o tal vez por rebeldía, pero te pido que me perdones. Me arrepiento de haber hecho esto. Te pido que me laves con la sangre de Jesucristo ahora mismo y por un acto de mi voluntad yo rompo todo trasfondo, toda relación o cualquier juramento que yo haya hecho con la muerte o con lo oculto en el nombre de Jesús. Te pido que me perdones y me aceptes ahora mismo. Amén”


1° de Juan 1-9 dice: “…Si confesamos nuestros pecados Él es fiel para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad…”


Yo no sería un buen pastor si no te expusiera que la maldad existe y que tiene una agenda. Pero recuerda que Dios también tiene una agenda:


“Yo he venido para que tengas mi mismísima vida y para que la tengas en abundancia".

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
selection.png