top of page

SENCILLO, PROFUNDO, PODEROSO - Efesios 2

Él nos incluyó en Su vida y por eso ahora podemos vivir la vida de Cristo


SENCILLO, PROFUNDO, PODEROSO

Efesios 2

Rubén López Castillo

10 septiembre 2023


Efesios 2:1 empieza así: “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,” Pero debemos de pensar en el libro de Efesios como fue escrito, como una carta. Los traductores separaron en capítulos para que sea más fácil encontrar los pasajes y donde ellos consideraron que era conveniente. En general esto sirve mucho, pero también debemos de recordar que todo tiene una continuidad. Todo tiene una continuidad, por eso lo que ya vimos de Efesios 1 es muy relevante. Y habla de la inclusión de Dios. Del plan que siempre estuvo en el corazón de nuestro Padre Dios. Siendo predestinados y elegidos en Cristo desde antes de la fundación del mundo. Jesús, el Plan A Jesús siempre ha sido el plan A. No fue como que, chale alguien se comió la manzana de Dios; a ver que hago. ¡No! En su infinita sabiduría, Jesús siempre estuvo ahí. Él siempre pensó en incluirnos en la vida de Jesucristo y este suceso se manifestó y materializó en la encarnación del hijo de Dios hace 2000 años. La mente e intención de Dios no cambió en Jesús, fue REVELADA en Jesús. Algo interesante del primer versículo del capítulo 2 es que de hecho algunas traducciones en Efesios 2:1 dicen y así mismo a ustedes, ¿refiriéndose a qué? A parte del primer capítulo, específicamente Efesios 1:20 “que levantó a Cristo de los muertos y lo sentó en el lugar de honor, a la derecha de Dios, en los lugares celestiales.” Tú y yo estábamos en Cristo cuando fue crucificado. Gálatas 2:20 lo dice “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.” ¿Qué significa esto? Él nos incluyó en Su vida y por eso ahora podemos vivir la vida de Cristo. Atanasio, uno de los padres del desierto y defensor de la fe, lo dijo de una forma hermosa hace 1700 años: “Jesús se convirtió en todo lo que nosotros éramos, para que nosotros pudiéramos ser todo lo que Él es” Nuestra vida pasada Vamos a continuar en Efesios 2:2-3 donde dice: “En los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, 3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.” Efesios 2:2-3 habla de nuestra vida pasada (nuestra vida antes de Cristo), recordando lo que éramos; no para condenación sino para hacer el gran contraste de lo que ahora SOMOS en Cristo. Me gusta mucho que este contraste me dice que hay una gran transformación en la vida que recibe a Jesucristo. No solamente externamente sino internamente. Algo interesante que menciona 2:3 es que en la antigua vida había una forma de pensar, pensamientos que nos guiaban. Si eso fue verdad, ahora en Jesucristo tenemos acceso a nuevos pensamientos. Una nueva forma de pensar. El espíritu tiene nuevos pensamientos para ti. Por eso es que también menciona en 1 Corintios 2:16 dice que tenemos la mente de Cristo. Ya no tenemos que pensar de la forma anterior. Hay una nueva forma de pensar. Se que este puede tomar algo de tiempo por eso se recomienda diario renovar nuestra mente y recordar la verdad, cambiar el chip; pero es algo que ya sucedió en Cristo. YA TENEMOS ACCESO A LA MENTE DE CRISTO. Podemos pensar diferente. Por eso es que todas estas verdades, aunque parezcan increíbles, simplemente es ahora ponernos de acuerdo con lo que Dios está creyendo. Mi fe proviene de Su fe. De lo que Él cree. Así que Di conmigo: Dios, quiero creer lo que tú crees. Quiero pensar como tú piensas. Espíritu Santo muéstrame lo que tú crees acerca de mí. Él tomó la iniciativa Continuamos con Efesios2:4-5 que dice “Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, 5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos)” Aquí se menciona parte de lo que Dios cree. Que todo lo que hizo fue por amor y misericordia, a pesar de que no merecíamos vida sino muerte y menciona algo muy interesante que se repite por lo menos dos veces (1, 5) que aun cuando estábamos muertos en pecados, Dios nos dio vida. Esto significa que Él tomó la iniciativa y no se esperó. Eso es parte de la fe de Dios. Él creyó en ti y en mí antes de que nosotros creyéramos en Él. Juan 15:16 dice: Ustedes no me eligieron a mí, yo los elegí a ustedes.


Esto es algo esencial de la naturaleza de Dios que ahora está en nosotros. Él no se esperó para amar (Amamos a Dios porque ÉL nos amó primero), Él no se esperó para perdonar (Perdónalos porque no saben lo que hacen); Él no se esperó para dar Su vida (Ni siquiera habíamos nacido). Él no se esperó a nuestra respuesta. Eso es Amor. Sentados juntamente con Él Vamos a pasar a otro tema dentro del capítulo y para eso es necesario leer Efesios 1:19-21, donde dice el poder que tiene Cristo. 19 y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza, 20 la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales, 21 sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no solo en este siglo, sino también en el venidero; Después en el 2:6 te dice que tú estás sentado con Él. “y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús” De una forma sobrenatural incluso mística, tú estás aquí en la tierra, pero también estás en el cielo a la diestra del Padre. No puedo explicarlo, pero si creerlo porque dice su palabra. La clave está en la UNIÓN que tenemos con Cristo. Muchas veces decimos Jesús está en mí y eso es cierto; ¿Pero sabes qué? Tú estás en Él. Desde que Él asumió el problema del pecado haciéndose hombre, en la encarnación Él incluyo a toda la humanidad en Su propia vida. Esta unión es perpetua y eterna; por eso es que cuando Él fue crucificado nosotros fuimos crucificados con Él, cuando Él cumplió toda la ley nosotros también la cumplimos. Es el regalo de la UNIÓN. Si fuimos resucitados con Él también fuimos ascendidos con Él. Juan 12:32 “Y, cuando yo sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí” Hay una silla con tu nombre Hay una silla con tu nombre. Dile al que está a tu lado… Muchas veces ignoramos el lugar donde Dios nos colocó. ¿Qué significa estar sentado con Cristo? Lo explica antes, al final del primer capítulo 1:22-23 22 y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, 23 la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo. Significa que tenemos autoridad, porque Jesús la tiene y Él está en nosotros y nosotros en Él. Significa que mi forma de ver la vida tiene que ser desde el trono, desde la perspectiva del cielo. Significa que, aunque mis circunstancias terrenales temporales pudieran indican que todo va mal, mi circunstancia celestial ETERNA me dice que tengo autoridad y dominio porque estoy en Cristo.


Desde el trono se gobierna, desde el trono se decreta, desde el trono se planea, desde el trono se vive. Es un trono de AMOR. Lo que te colocó ahí fue puro amor. La gracia es una persona Versículo 7 menciona que todo esto fue para mostrar Su gracia y bondad para con nosotros en Cristo Jesús. Efesios 2:7-9 dice “Para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. 8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe.” Todo esto es muy interesante en el tema de entender nuestra salvación. Fuimos salvados por Su gracia, por Su decisión, por Su iniciativa. La gracia de Dios es una persona y es Jesucristo. Él nos salvó, Él es nuestro salvador y es la gracia de Dios encarnada porque es Dios mismo. Mi fe NO me salva, lo que dice este pasaje es que la gracia de Dios me salvó. De hecho, lo menciona en la segunda parte del versículo 8: “y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe.” Si mi fe me salvara, contaría como una obra para salvarme y es IMPOSIBLE SALVARSE POR UNO MISMO. NECESITAMOS UN SALVADOR.


Esto se comprueba al momento de que tú aceptaste la verdad. Jesús ya había muerto por ti, incluso antes de que nacieras. Tu fe es MUY importante porque te permite participar de lo que Él ya hizo y disfrutar tu herencia. Pero la herencia ya había sido dada en Cristo Jesús. La salvación no es algo que yo produzco con mi fe, es algo que yo recibo con mi fe. No fue una obra mía para que nadie se jacte, fue un regalo de Dios por Su fe. Incluso mi fe, es un regalo de Dios. Somos su obra maestra El versículo 10 sé que te va a ayudar a subir tu autoestima al nivel que Dios quiere porque la primera parte dice que: Somos hechura suya. NTV dice que Somos la obra maestra de Dios. Dile a tu vecino, tienes cara de obra maestra. No fue tu culpa, fue gracias a Dios. Esta palabra viene del original poeima, ¿No te suena a otra palabra que usamos? POEMA. Somos su poesía.


Hoy en día tanto se quiere degradar el valor de la vida humana, y la palabra de Dios dice que somos su obra maestra. Incluso los bebés que todavía no salen del vientre de su madre, son obras maestras de Dios. Nunca permitas que alguien te menosprecie, eres tan valioso@ Creados de nuevo en Cristo Jesús La segunda parte del 2:10 tiene algo super grande, “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.” ¿Creados en quién? En Cristo Jesús. Esto es GRANDE. NTV lo menciona así: “Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás.” Fuimos recreados. La palabra viene de manufactura, como si un propietario creara algo. También significa encontrados. Esto me recuerda 2 Corintios 5:17 donde explica este tema un poco más y dice que somos nuevas criaturas. “De modo que, si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.” Pero, la palabra para nueva es KAINOS.


Hay dos palabras en el nuevo testamento para decir que algo es nuevo o nueva. NEOS que significa “nuevo con respecto al tiempo” ósea, nuevo del mismo tipo y calidad. Pero KAINOS significa “Nuevo en forma y calidad, de diferente naturaleza en contraste con lo antiguo/anterior” NEOS sería como decir, tenía un carro de una marca y compré el del año siguiente. De modelo 2022 a 2023. Pero KAINOS es decir algo totalmente nuevo, no es como un nuevo año de carro, sino que cambié del carro sedán que tengo a comprar un Bugati. Otra cosa completamente. Este suceso sucedió en Cristo Jesús. En Su cuerpo fuimos recreados, desde que se hizo hombre. Se unió a la humanidad y la recreó al momento de morir y resucitar porque se levantó un nuevo hombre. Creados de nuevo. Esto ayuda mucho a entender las bendiciones que Dios nos ha dado. ¿Cómo es posible vivir como Jesús? ¿Cómo es posible vivir la vida sobrenatural? Pues porque Dios te ha creado de nuevo. Eres algo completamente nuevo. Romanos 8:29 confirma esto: “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.” Ahora hemos sido creados de nuevo. ¿Qué significa esto? ¿Cuáles son las implicaciones de esta nueva creación? ¿Qué realidades puedo vivir en esta nueva creación? ¿Si soy alguien nuevo, porque me siento como viejo? xD, Primeramente, es importante meditar en esto porque por lo general, gracias al mundo y a los que insisten en vivir bajo la ley creyendo que la pueden cumplir, pensamos en términos de llegar a la meta, un estilo de vida de pecado en el que no alcanzas lo que quieres porque es imposible por tu esfuerzo (como bien hemos aprendido aquí en casa, pecado significa eso: no llegar a la meta). Jesús vino a erradicar eso. Fuimos incluidos en la misma vida de Dios y Jesús se unió a nuestra humanidad al hacerse hombre. A partir de ahí las cosas cambiaron porque lo que Él vivió, tú lo viviste. El bautismo en Cristo es una realidad. Si Él ayunó en el desierto, tú y yo también estábamos con Él. No fuimos unidos solamente en Su muerte, fuimos unidos en Su nacimiento como hombre y Dios. Por eso de igual forma en Su muerte estuvimos incluidos y por lo tanto nosotros también morimos. Y si Él resucitó, nosotros también. Fuimos incluidos en Su vida COMPLETA. Romanos 6 confirma esto: 3 ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? 4 Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. Aquí confirma esto, fuimos bautizados en Cristo Jesús.


La palabra bautizar es SUMERGIR. ¿Quién nos bautizó en Cristo Jesús? Él mismo cuando se hizo carne. Después cuando menciona nueva vida vuelve a usar la palabra KAINOS conjugada. Es una nueva vida, ¿Qué vida? La vida de Cristo. Por eso incontables veces en el nuevo testamento encontramos las palabras EN CRISTO. Es decir, gracias a nuestra unión que tenemos con Cristo. Esa es tu identidad. Él es la cabeza, tú eres el cuerpo. Un cuerpo no está separado de su cabeza. Él está más cerca de ti de lo que tú crees, de hecho, está más cerca que tus propios pensamientos. Cuando te das cuenta de eso, sucede una saturación de Su presencia. Su presencia se ha unido a ti. Eres uno con Su presencia. El enemigo va a hacer todo lo posible para que no creas esto, pero la única forma de cambiar tus resultados es cambiando el origen y el origen de tus acciones siempre es tu identidad. Eres una nueva persona en Cristo. Somos uno en Cristo A partir del versículo 11 hay un cambio de tema. El segundo tema que habla es de la diferencia entre judíos y gentiles.


Resumiendo, un poco, dice que esta UNIÓN destruye DIVISIÓN. aquí claramente dice que, aunque nosotros originalmente no participábamos, en Cristo fuimos incluidos y que ahora lo que importa es Cristo. Gálatas 3:28 lo menciona también: Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. En otras palabras, las distinciones y etiquetas que nosotros hemos creado son limitadas y no tienen importancia en la mente de Dios. En la mente de Dios, fuimos incluidos en Cristo Jesús. ¿Quién fue elegido? ¿Quién fue predestinado? Cristo Jesús y Él nos incluyó en Su vida. Él es el elegido y nos ha hecho participes de eso a través de nuestra unión con Él. Se recibe por fe. Somos la casa de Dios Parte de la nueva vida es que Él siempre ha querido habitar en nosotros, NUESTRA UNIÓN NOS PERMITE SER CASA DE DIOS, COMO UN SOLO CUERPO. y aquí nos dice el modelo correcto de su casa que somos nosotros. Los últimos versículos del capítulo 2 los organicé por puntos importantes, que podría ser como las reglas de la casa. Toda casa tiene sus reglas y la casa de Dios también. Más que reglas son principios y absolutos que marcan cómo funciona: • Primero estamos unidos, nos demos cuenta o no. Pero camina en la fe de la unión. (Ver 14,15,16) • Segundo, la piedra angular, el cimiento y la cabeza es Cristo. Así que esa es la base. (Ver 20) • Tercero, la casa de Dios tiene pilares con funciones específicas como el apóstol y profeta para tener la visión del cielo y dar dirección. (Ver 20) Ese es el modelo correcto: una casa unida, cimentada en Cristo, apostólica y profética. Nuestra fe que proviene de Su fe nos permite crecer y edificar esta casa (Ver 21). Ver 22 dice una traducción que con nuestra comunión. Una casa sin comunión carece de visión. Y una casa sin visión no sabe a dónde va ni qué quiere.


Sigamos construyendo, empezando en nuestra identidad y nuestra comunión con nuestro Señor y nuestros hermanos. Necesitamos sabiduría y revelación en el conocimiento de Jesucristo porque Él es el primogénito, El Salvador, la respuesta. Somos Su morada. Somos Su casa. Que gran privilegio y bendición. La unión nos ha permitido esto.



26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


selection.png
bottom of page