top of page

ESTAMOS EN SU NOMBRE

Cristo se iba descubriendo cada vez más en Su Padre


I.

JESÚS ES NUESTRO MODELO

Hace algunas semanas, mientras Richard predicaba dijo: Jesús es Dios en la carne, pero todo lo que hizo aquí en la tierra no lo hizo desde sus habilidades y virtudes como Dios, sino que vivió en la misma humanidad en la que nosotros vivimos. Jesús es Dios, pero todo lo que Él vivió aquí en la tierra lo hizo siendo humano, de carne y hueso como nosotros. Él tenía un cuerpo al que le daba hambre, sueño; tenía emociones también, se enojaba, se frustraba, se ponía triste, también tenía miedo, y también tenía al Espíritu Santo en Él. Así que mientras Jesús crecía en estatura, también crecía en sabiduría. Esto quiere decir que, con el paso de cada año, Cristo se iba descubriendo cada vez más en Su Padre. Cristo descubrió que Él era hijo de Dios, descubrió que había nacido con un propósito específico, descubrió que Dios le había dado autoridad sobre todo y que todo había sido puesto bajo sus pies.

Pero nada de lo que Jesús vivió, dijo e hizo fue un accidente o una coincidencia. Todo fue planeado para que nosotros podamos vernos también en Él. Es por eso que Jesús es la inspiración de nosotros los creyentes para SER y HACER. De hecho, hay una pregunta que nos enseñan a hacernos cuando nos hablan de ser como Jesús. La pregunta es: ¿Qué haría Jesús? Porque Él es nuestro modelo.

Pero para vivir como Jesús primero debemos entender como Jesús, porque él vino a enseñarnos a SER HIJOS. Cuando Jesús predicaba, Él decía: El reino de los cielos se ha acercado. Pero él no enseñaba sobre un Rey sino sobre un Padre y su hijo.

La forma como Cristo vivió aquí en la tierra es el modelo que nosotros debemos seguir, pero creo fervientemente que antes de pretender “HACER lo que Jesús Hace” primero debemos buscar comprender el “SER lo que Jesús ES”. Lo maravilloso es que sí podemos entender como Jesús, porque tenemos al Espíritu Santo con nosotros que nos enseña y nos revela.


II. NOS HA DADO SU NOMBRE

S. Juan 17:11-12

'Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros. Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese. '


Guárdalos en

Una mejor traducción de la palabra que se traduce como “proteger o Guardar” es “MANTENER EN”. Es decir, hacer que continúen en un determinado estado, situación o funcionamiento. Retener; evitar pérdidas o daños propiamente vigilando. Es decir, se trata de permanecer en una posición, lugar o estado FIJO. O sea, una relación de REPOSO.

Tu nombre

El Nombre es igual a Carácter y Autoridad. Entonces lo que Jesús le está pidiendo al padre es que nos Mantenga En su carácter y Autoridad.


Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los GUARDABA (tēreō) en tu nombre; a los que me diste, yo los GUARDÉ (phylassō), y ninguno de ellos se perdió.

Me sorprende que en este pasaje Jesús habla como si ya hubiera ascendido al cielo; él dice: cuando estaba con ellos en el mundo. Para este momento Jesús aún no ha sido crucificado, él aún no muere y por lo tanto aún no resucita, pero habla como si ya se hubiera ido.

Esto es sumamente importante porque nos hace comprender todo lo que está implícito en sus palabras.

En este pasaje, en griego encontramos dos palabras diferentes y ambas fueron traducidas como “Guardar o Proteger” en todas las versiones o traducciones.

✔ La primera es cuando dice: yo los GUARDABA (tēreō) en tu nombre

Esta palabra es la misma que se usa en el versículo anterior cuando Jesús le pide al padre que nos guarde en su nombre. Esta es la palabra que quiere decir: Mantener En

Toda la obra de Cristo es la que nos hace tener el mismo estado que Jesús. La obra de Cristo pone a nuestro alcance su carácter, su Justicia, Su poder y su autoridad. Así que es por Él que podemos estar EN SU NOMBRE. Jesús nos hizo ESTAR EN SU NOMBRE.


✔ La segunda es cuando dice: a los que me diste, yo los GUARDÉ (phylassō)

Esta palabra quiere decir: Estar en guardia, vigilar, preservar, evitar, tener cuidado.

Jesucristo nos revela el paquete completo: Nos da su nombre y nos modela como es vivir en su nombre. Yo los guardé y ninguno se perdió.

Cada pasaje que está en la biblia y que nos habla de pedir o hacer en su nombre fue interpretado como que debíamos decir: En el nombre de Jesús y no es así. No es esto lo que estos pasajes quieren decir.

-Ejemplo del Scooter

Mateo 18:20: Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

Juan 14:13: Y todo lo que pidáis en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo

Marcos 16:17: Y estas señales acompañarán a los que han creído: en mi nombre echarán fuera demonios, hablarán en nuevas lenguas




III. DEBEMOS CONOCER SU NOMBRE.

¿Cómo sé que estoy en Su Nombre?

Algo en lo que somos instruidos es en el entendimiento de que la Naturaleza de Dios está en mí. Su Espíritu, su semilla me fue dada y es lo que me hace estar y ser a su imagen.

1 Juan 3:9

Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios.


Nos parecemos a nuestros padres en dos maneras:

-Porque tenemos sus rasgos, su ADN

-Por imitación, porque tenemos una relación con ellos y aprendemos a hacer las cosas como ellos las hacen


Juan 17:26

'Y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos.'


Jesús nos ha dado a conocer el nombre del Padre, esto quiere decir que Jesús nos ha revelado cómo es el Padre, nos ha mostrado su carácter. Para que puedas verlo tienes que conocerlo. Para imitarlo tenemos que pasar tiempo con él. Para saber cómo piensa tenemos que escucharlo hablar. Para conocerme y descubrirme tengo que conocerlo a Él.


Juan 5:39

Ustedes estudian las Escrituras a fondo porque piensan que ellas les dan vida eterna. ¡Pero las Escrituras me señalan a mí!

Mateo 7:22-23 'Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Hacedores de Maldad: trabajar (como una tarea, ocupación, etc.), estar comprometido en o con, hacer, trabajar para, ministrar sobre, comerciar (por), trabajar.


IV. YO LOS GUARDÉ (phylassō), Y NINGUNO DE ELLOS SE PERDIÓ

Jesús no pidió que Dios nos sacara del mundo, él pidió que nos guardará del mal. Y la forma en la que Dios nos guarda del mal, la forma como él nos ayudará a que no caigamos en la tentación es recordándonos quién somos.

Jesús dijo: Manténlos en tu nombre. Cuando hemos decidido creer y caminar en la verdad de que la naturaleza de Dios está en nosotros, si cometemos algún error; si somos tentados a actuar en contra de nuestra naturaleza, La manera en que Dios nos corrige es recordándonos quién somos. Porque lo que quiere es ayudarnos a mantenernos en Su Nombre.


Este es el modelo que tenemos de parte de Jesús, es por eso que nosotros tenemos la tarea de cuidar en el Nombre de Dios a los que él nos ha dado.




17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


selection.png
bottom of page