top of page

Autoridad espiritual II

Dr. Héctor Alfredo Serés

Notas del mensaje




En el mes de octubre, inicié una serie de mensajes y por algunas circunstancias no los continué, el equipo apostólico me pidió que diera unas enseñanzas sobre autoridad espiritual. El diez y siete de octubre si vas a la página de Facebook y das click donde dice videos y empiezas a bajar, llegas al de diez y siete de octubre y está: Autoridad Espiritual I, compartí varios conceptos de qué es autoridad, mencioné que una de las mas grandes bendiciones que Dios ha dado a la humanidad después de la obra de Jesucristo, es darnos autoridades, eso lo aprendí escuchando a Richard hace muchos años y las autoridades se vuelven una bendición para nuestras vidas, porque su propósito es proveer, proteger y guiar, mencioné que Dios nos ha dado diferentes clases o equipos de autoridades: Autoridades civiles, autoridades morales, sociales y autoridades espirituales. También expliqué en esa ocasión que cada autoridad es jurisdiccional, esto es que cada autoridad tiene su campo de acción. No quiero predicar todo lo que compartí esa vez, quiero que hagas memoria o busques el video


Otra cosa que empecé a explicar, que mucha gente tiene problemas con autoridad y una de las razones es porque ha tenido malas experiencias en el pasado con autoridades y empecé a explicar la diferencia entre autoridad y autoritarismo, son conceptos completamente diferentes y mucha gente tiene problemas en someterse a la autoridad, por experiencias con personas con autoritarismo, expliqué que el autoritarismo es una perversión de la autoridad ¿Qué es una perversión? Una perversión es algo legítimo, algo bueno, utilizado fuera del contexto o el diseño original de Dios o fuera del orden bíblico. Autoridades morales se pueden pervertir, autoridades morales son la familia y no porque una autoridad moral se haya pervertido, vamos a decir que la familia no funciona porque una autoridad se pervirtió o un padre abusó, entonces los padres no sirven, no podemos desechar toda autoridad porque alguien se pervirtió en ese ámbito, lo mismo puede ser con autoridad civil, hay gobernantes que se han pervertido, que han hecho mal uso de sus facultades o de lo que Dios les ha dado, pero eso no nos da razón a desechar todas las autoridades civiles, o todas las autoridades espirituales, mucho de eso lo explico en esa ocasión pasada.


Hoy quiero continuar donde me quedé el diez y siete de octubre, vamos a ver otro tipo de autoridades y como empieza la rebelión. En Ezequiel 28:12-19, voy a estar explicando varias cosas. Empieza a hablar del origen de lucifer o satanás, qué pasó con él y cómo fue su proceso de rebelión, es importante que entendamos porque tiene que ver con una lucha con la autoridad, en ese pasaje nos dice que él fue creado perfecto, se le llama lucero hijo de la mañana, dice que, en el día de su creación, versículos 13 y 14, fueron creados muchos instrumentos musicales, en el versículo 14 le llama querubín protector.


No era cualquier ángel, muchas veces identificamos a satanás como un ángel caído, pero la Biblia le llama querubín protector, varios teólogos piensan que la función de lucifer que se convierte en satanás, ahorita vamos a ver cuál es la diferencia, una de sus principales funciones era proteger la Gloria de Dios, por eso se le llama querubín protector, muchos teólogos piensan que la adoración que la creación daba a Dios pasaba por él para llegar a la Gloria de Dios, era perfecto, era hermoso, le llama sabio, era parte de la función o ministerio, pero también en Ezequiel 28 dice que a causa de sus dones, talentos y grandeza, su corazón se llenó de orgullo, de soberbia, de vanagloria, es interesante la palabra vanagloria porque significa gloria vana o gloria vacía. Quiero que se empiecen a imaginar el tremendo ministerio que tenía él, pero a causa de sus talentos su corazón se empezó a llenar de orgullo y empezó a retener la gloria que era para Dios para sí y se vuelve satanás, la palabra satanás es una palabra hebrea que significa adversario, de ser un querubín protector, de guardar la gloria de Dios, de protegerla, se convirtió en alguien que atacaba la gloria de Dios, se volvió en un adversario, empezó a competir con Dios, se llenó de orgullo y se vuelve satanás, es como lo conocemos hoy.


Si tú eres padre o trabajas en gobierno civil, haz una cobertura o protección sobre tu familia, sobre tus hijos, sobre la ciudadanía, porque esa era la función de la autoridad, proteger, cuidar, preservar, guiar, pero empezó una perversión con lucifer volviéndose adversario… Papá, protegemos la vida espiritual, la vida moral, la vida económica, como pastores, como líderes, como autoridades civiles, como autoridades espirituales, como autoridades morales, cubrimos y protegemos a nuestros hijos, nuestra familia, nuestros empleados, a los ciudadanos, en el nombre de Jesús


Isaías 14:12-20 nos da ese proceso como se vuelve satanás, nos vuelve a decir que se llenó de orgullo y empezó a tomar ciertas conclusiones, ciertos pensamientos que le hicieron convertir en satanás. Como siendo tan hermoso, tan poderoso, protegiendo la gloria o adoración de Dios que pasaba por él, se volvió satanás y es un proceso de conclusiones equivocadas que él tuvo, Isaías 14 no lleva ese proceso de conclusiones equivocadas, él empezó a concluir que Dios no lo tomaba en cuenta, pensaba, es tan perfecta la adoración que yo le doy a Dios, que pasa por mí, que Dios no me reconoce… si no fuera por mí, Dios no tuviese esa adoración… era una adoración perfecta, gloriosa, pero empieza a concluir: Es por mí que Dios recibe esa adoración, yo merezco un lugar mejor. Isaías 14:12-13 dice que él empezó a decir: Junto a las estrellas pondré mi trono, la palabra trono que es utilizada ahí, es una palabra hebrea que significa: Silla de honor… está diciendo: Yo necesito un mejor reconocimiento, Dios no me está dando el lugar que yo merezco, así que yo tengo que poner mi silla de honor por encima de las estrellas porque Dios no me está reconociendo… Dios era su autoridad y después dijo: Seré semejante al altísimo, esa palabra semejante, es una palabra hebrea que significa: Llegaré a ser Dios, porque empezó a tomar conclusiones equivocadas acerca de sí mismo. Ezequiel 28 dice que era hermoso, perfecto, todo lo realizaba de una forma bella hasta el día que se halló en él maldad ¿Qué maldad se halló en él? Se enalteció y se llenó de orgullo y empezó a competir con Dios


Hay ciertos principios, cuando una persona que tiene habilidades, capacidades y talentos empieza a competir con Dios y Su autoridad… No toda la competencia es mala, el propósito de la competencia que puede ser deportiva, intelectual, es para hacerte crecer y desarrollarte. Recuerdo que cuando empecé en el ministerio, después de haber salido de la escuela Bíblica, un grupo de pastores que estábamos del Centro de Fe cuando empecé en el ochenta y cuatro, empezamos una competencia entre los líderes a ver quién se aprendía más versículos de la Biblia de memoria, el propósito era conocer más la Biblia, no era descalificarnos y nos aprendimos capítulos enteros de memoria, casi me aprendo de memoria todo Filipenses, el propósito es conocer más y hacernos crecer, superarnos, esa competencia es una competencia sana, te motiva, te inspira, pero cuando empiezas a competir con tu autoridad, para demostrarle que eres mejor que ella, que tu tomas mejores decisiones, que tienes un mejor liderazgo que tu autoridad, es una competencia que pude producir un proceso de rebelión por una conclusión equivocada… junto a las estrellas pondré mi trono o mi silla de honor y seré Dios, porque empezó a competir con Dios para demostrarle que él era mejor que Dios.


  • Para que tu compitas con tu autoridad, primero tienes que empezar a descalificarlo, porque dentro de ti tu no puedes aceptar que eres rebelde, tienes que auto justificar tu acción y conducta


  • Primero, descalificas a tu autoridad ¿Qué es descalificar a una persona? Bajarla de posición, quitarle valor, quitarle honra… fue lo que empezó a hacer lucifer. Primero descalificó a Dios… Es que Dios se está equivocando, es poderoso, pero no me da el reconocimiento que yo merezco, no me está reconociendo que es por mi que recibe esa adoración perfecta… yo necesito ser reconocido, yo necesito una mejor posición y Dios nunca lo va a hacer ¿Qué tengo que hacer? Junto a las estrellas pondré mi silla de honor, porque necesito un mejor honor, si yo fuera Dios, reconocería a todos, no como Dios que no te valoriza, no te toma en cuenta, no te reconoce


  • Descalifica a su autoridad, te pone sobre tu autoridad… es que mi autoridad no sabe, no tiene capacidad, no tiene mis talentos, es que yo se mas que mi autoridad, tengo más capacidad que mi autoridad

  • Primero descalifico y después me sobre califico… no soy rebelde, simplemente soy realista, mira donde está mi autoridad y donde estoy yo, estoy diciendo las cosas como son, me sobre califico para tener una auto justificación para mi actuación


La gente empieza a competir con su autoridad: Soy mejor que él, tengo mejores talentos, tomo mejores decisiones, yo si se hacer las cosas y no como él que nada hace bien, no se porque es mi autoridad

  • Es un proceso de rebelión


Su corazón se llenó de auto exaltación y orgullo

  • Se colocó sobre su autoridad


Cuando hablamos de satanás, hablamos de le escenificación de la rebelión

Hay mucha gente que cuando alguien desobedece le dicen, es que eres un rebelde… yo no estoy de acuerdo con eso, no toda desobediencia es rebeldía, pero una desobediencia continua y permanente puede llevarte a rebeldía

  • Un día me empecé a preguntar ¿Por qué la gente desobedece? Y encontré tres razones

1.- Algunas veces la gente desobedece porque las ordenes o indicaciones no son claras, no que la persona haya querido desobedecer, sino que las instrucciones o lo que se esperaba de él, no fue comunicado de una forma clara y precisa, es un problema de comunicación


2.- Cuando las instrucciones son claras y precisas, es porque la gente es distraída, no puso atención, la orden fue precisa, fue clara y lo que se esperaba de él, no lo hace: Se me olvidó, no me acordé… es cierto, me dijiste que hiciera esto, fue clara, precisa, pero estaba tan distraído que no puse atención y se me olvidó hacerlo…

  • Tienes que poner más atención…

  • Si se te olvidan las cosas, apuntalo, ponte un recordatorio


La gente entiende la orden, pone recordatorios, pero decide no hacerlo

  • No quiero hacerlo, no me gusta, ya me cansé de que siempre me digan lo que tengo que hacer

La gente decide desobedecer, decide hacer las cosas a su manera

  • Entiende claro lo que se espera de él, pero decide desobedecer, decide hacer las cosas a su manera


Cuando esto es continuo y permanente, esa desobediencia con el paso del tiempo se vuelve rebelión y rebelión es un principio de satanás

Entendió la orden, recuerda lo que tiene que hacer y decide no hacerlo. Una rebelión continua y permanente

Cuando lo dices y no llegas o no lo haces sabiendo que esas son las instrucciones y reglas… es que no soy el único que llega tarde, aparte tu también has hecho esto y también te has equivocado

  • En lugar de reconocer su falta, justifica o pone excusas

  • Puede ser que esa persona que continuamente justifica su desobediencia, es porque existe una raíz de rebelión


Cuando lo reconoces, está bien, todos hemos fallado, nos hemos equivocado, todos en algún tiempo hemos desobedecido

  • Reconocemos y rectificamos

  • Si en lugar de reconocerlo, me justifico, compito, descalifico, desacredito y poniéndome sobre mi autoridad para justificar mi actuación

  • Debemos analizar si hay un principio de rebelión en mi corazón


Pon tu mano en tu corazón y repite esta oración: Padre, tu conoces mi corazón y mis motivaciones, si hay un principio de rebelión, de desobediencia continua y permanente, de auto justificación, perdóname y quiero ser liberado de toda raíz de rebelión, porque es un principio de satanás. Se que he desobedecido, no me justifico, tomo responsabilidad de mis acciones y te pido perdón, pero quiero desechar de mi vida toda raíz de rebelión… Gracias Padre


En Génesis 3, tenemos lo que conocemos la caída del hombre. Uno de los principios que enseñé la vez pasada en octubre, es que nadie puede ser autoridad sino está sometido a autoridad

  • La Academia Militar de los Estados Unidos West Point, en la década de los sesentas, después de la guerra que tuvo en Vietnam, empezó a tener una crisis de liderazgo e iniciaron un estudio que duró más de una década acerca de cuáles eran las características de los mejores líderes o mejores autoridades


  • Antes de iniciar el estudio tenían algunos conceptos preconcebidos de lo que debería ser una buena autoridad, sus conceptos eran estos: Aquella persona que tuviera grandes dones o habilidades, seguro será una gran autoridad, la persona que tuviese un porte, que su sola presencia inspirara el respeto, seguro sería una gran autoridad o líder. Si fuera muy inteligente, con muchos conocimientos, con capacidades extraordinarias, sería una gran autoridad y líder, si fuera fuerte, con grandes brazos, así como Rambo, seguro sería un gran líder o autoridad. Ha medida que seguían las investigaciones, se empezaron a dar cuenta que todas esas capacidades, habilidades, talentos, conocimientos, alguna vez era el fracaso de la autoridad y se dieron cuenta que un buen liderazgo o autoridad está basado en carácter

  • Una persona puede tener muchas capacidades o grandes dones, pero no necesariamente un carácter que sostiene esas capacidades

  • Acabamos de ver que lucifer tenía grandes dones, talentos, capacidades, pero no carácter y eso fue la causa de su fracaso


Al final en West Point llegaron a dos conclusiones, la primera era que los mejores lideres son los mejores seguidores, esto es: Los mejores lideres son los que están sometidos a otras autoridades

  • Jesucristo dijo en Juan 5:17 Yo solo hago lo que veo hacer a mi Padre, mi Padre hasta ahora trabaja y yo trabajo. Después dijo: Las palabras que yo les hablo, las hablo, no las hablo por mi propia cuenta, según oigo del Padre, eso hablo

  • Los mejores líderes, son los mejores seguidores


Este curso lo di hace mas de diez años en la policía de Guadalupe, N.L. y el director de la policía de Guadalupe, el Sargento Santos me dijo algo en esa ocasión: En nuestro nivel decimos: Se manda obedeciendo

  • Tu no puedes ser autoridad sino estas sometido a autoridad

  • Tu no puedes liderear, sino estas siendo lidereado

  • Jesús lo dijo: Las palabras que yo hablo, no hablo por mi propia cuenta, porque yo solo hago o estoy siguiendo lo que el Padre está haciendo


Se gastaron miles y millones de dólares para llegar a la conclusión que Jesús dijo

  • Nadie puede ser autoridad si no está sometido a autoridad


La segunda conclusión que llegaron es que los mejores lideres son aquellos que tienen los valores a la institución que pertenecen y son fieles y leales, no tan solo son fieles, pero también son leales

  • Muchas veces pensamos que fidelidad y lealtad es lo mismo, son conceptos diferentes. Una persona puede ser fiel, pero no necesariamente leal, pero si es leal es porque primero fue fiel

  • Lealtad es el siguiente nivel de compromiso y fidelidad

  • Una persona fiel es una persona confiable, le puedes dar ciertas instrucciones y sabes que lo va a cumplir porque es fiel, es una persona segura, tu te puedes ir sabiendo que va a hacer todo lo que le pediste que hiciera aunque no estes presente, pero un día esa persona fiel te va a decir: Hasta el día de hoy, nunca te he fallado, siempre he hecho lo que me dijiste, he cumplido cada instrucción y no tienes ninguna queja mía porque he sido fiel, obediente y responsable, pero hoy es el ultimo día que estoy contigo, mañana empiezo mi negocio y me llevo la mitad de tus clientes y proveedores


Mañana empiezo mi iglesia y no soy el único que no está de acuerdo contigo, la mitad de los lideres y de congregantes están conmigo… ha sido fiel, pero no es leal

Una persona leal nunca te va a dejar, nunca te va a abandonar, nunca te va a ocultar algo, no te va a traicionar porque es una persona leal

  • Hay mucha gente fiel, pero pocos son los leales

  • Si es leal, es porque primero fue fiel

  • La lealtad está basada en carácter

Los mejores lideres y los mejores seguidores, son aquellos que tienen los valores a la institución que pertenecen y no tan solo son fieles, sino también leales


Hay algunos conceptos que quería compartir de Génesis

  • La caída del hombre fue porque Adán y Eva dejaron de obedecer a Dios

  • Empezaron a tomar conclusiones equivocadas y empezaron a escuchar a ese lucero hijo de la mañana que se convirtió en adversario y empezaron a concluir equivocadamente


Empezaron a creer una mentira que creer la verdad de Dios

Dios les había dicho: El día que comas de ese árbol, ese día vas a morir -No, no moriré, eso no es cierto-


Lo que pasa es que Dios no quiere que seas como Él, porque Él sabe que el día que tu comas de ese árbol serán abiertos tus ojos y seréis como Dios… No le creas a Dios, créeme a mi


Espérame… Dios dice que voy a morir, tu dices que no voy a morir, uno de los dos me está mintiendo ¿A quién le creo?

  • La mujer toma la decisión de creerle a la serpiente

Cuando le cree a la serpiente, deja de creerle a Dios, era decisión de ella, era decisión del hombre

  • Es tu decisión, o le crees a Dios o le crees a la serpiente

Si le crees a la serpiente, te vuelves incrédulo de lo que Dios dijo

  • Si lo haces, no pasa nada… todo mundo lo hace, no eres el único que lo hace

Decide, dejar de creerle a Dios

  • Cuando deja de creerle a Dios, cae en engaño y después del engaño cae en pecado… pecó porque fue engañada y fue engañada porque dejó de creerle a Dios

Ella dijo: La serpiente que tu hiciste, no yo, porque yo no la hice, ni Adán la hizo… se está justificando

O le creo a Dios, aunque no le entiendo o le creo a la serpiente


Obediencia te lleva a donde tu entendimiento no te puede llevar

51 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


selection.png
bottom of page